Elsa y su vuelta de Saturno

A Elsa la conocí cuando mi primera editora se embarazó.

Debo admitir que desde el principio me causó mucha curiosidad. Pregunté a varios colegas si la conocían. Algunos me dijeron que sí. A otros no les sonaba. Una española en México. Era lo único que sabía de ella y que escribía en varias revistas buenas.

Después de varios días, intercambiamos un par de líneas por correo electrónico. Quedamos de vernos en un restaurante en la Roma, ahora no recuerdo el nombre, pero era en la calle de Mérida, frente a Belmondo y a una calle del Patrick Miller.

Platicamos de varias cosas, del periodismo, me recomendó autores —por ella descubrí a Leila Guerriero— de temas para historias de la revista y de la vida. Fue como hablar con una amiga a la que ya conocía de años, aunque era la primera vez que nos veíamos.

Ella confiaba en mí. Creo que lo sigue haciendo, o eso quiero pensar. Por alguna razón es de esas personas que me dice que llegaré lejos, aunque no sé dónde queda eso. Ella ya va en camino, aunque a decir verdad es un camino que nunca termina.

Con el tiempo nos hicimos amigas. Empezamos a hablar más cosas de la vida que cosas sobre nuestro trabajo en el mundo este de los cuentos de la vida real. Supe que era de Cantabria y la asocié con Buñuel. Tal vez por eso me cayó mejor.

Tenemos más cosas en común, pero eso, como dicen, es otra historia,

Hace casi un año, en una cantina, me contó su teoría de la vuelta de Saturno, que es algo que pasa entre los 27 y los 30 años y que te cambia la vida. Me dijo que ella sentía llegar eso. La verdad me burlé un poco de la teoría. Pero hoy encontré que es tan real que No Doubt llamó así a uno de sus discos en el 2000.

 

 

pglux2m7t7wbdlsgm626

 

A Elsa le llegó su ‘vuelta de Saturno’ y no fue que se metiera drogas o un ácido o algo. Simplemente le surgió una oferta de trabajo en Guatemala y va a tomarla. Se va a seguir contando historias.

Esa es otra de las cosas que admiro de ella. Toma la vida por los cuernos y es valiente. No creo que se pinte el cabello rosa como Gwen Stefani, pero nunca se sabe.

2 comentarios en “Elsa y su vuelta de Saturno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s